MAYU EN REPÚBLICA DOMINICANA

 

Mayu en Rep Dom.

Todos sabemos pero hace falta sentir, tocar… la realidad de las personas que luchan  por sobrevivir en los países que decimos en vías de dasarrollo. Este contacto con su realidad hace que nuestro “radar” interior esté en alerta a las ondas, en mi caso de educadora,  que me lleven a mejorar la calidad y dignidad de la vida humana y en esto último os incluyo porque  en Tierra y Vida todos trabajamos por el desarrollo integral de los niños.

Este año el P. José Navarro sj me había pedido impartir talleres de formación en Estimulación Temprana y en “Juegos y Juguetes” a los voluntarios de Pastoral Materno Infantil de su país. Impartí, con la ayuda de Reyes tres Talleres de 17 horas cada uno, a capacitadores que luego lo enseñarían cada uno en su comunidad. Además llevaba el encargo de enterarme qué podíamos hacer en ayuda de las médicas voluntarias de la Pastoral en sus visitas a los niños en las comunidades y he vuelto  sobrecogida con un futuro proyecto que se os comunicará. Preparé también el de la actualización y edición de miles de ejemplares del libro Misión y Método de Pastoral Materno Infantil, herramienta tan fundamental para poder lograr ese efecto formativo multiplicador de la mejor manera posible, que utiliza la Pastoral para llegar a los máximos rincones posibles a través de su red de voluntarios en todas las comunidades.

Una vez allí, nos unimos también a la lucha sin cuartel contra el ZICA. Pastoral Materno Infantil, UNICEF y el Ministerio de Salud abanderaban esta batalla. Reyes, que aparece en la foto conmigo, acompañó de cerca la campaña: convocar a las comunidades para explicar el peligro y cómo combatirlo, se continuaba después visitando casa por casa con el compromiso de volver cada mes para animar a las familias a mantener el agua de sus tinacos tapada, y un larga lista de medidas preventivas.

De veras sería genial que algún día pudiérais ir más personas de Tierra y Vida. Termino como empecé estas líneas, todos sabemos… pero sentir y tocar la realidad de estas personas ¡nos hace otros! De verdad que no os hacéis una idea de cuánto hace falta vuestra ayuda y los grandes cambios que logramos gracias a ella.